24/7 +34 971 607 280 menu

Vuelos a medida,
solicita tu presupuesto.

close

  • add

  • add

    remove

  • add

    remove

  • remove

arrow_forward

* Campos Obligatorios.

Siguiente arrow_forward

* Campos Obligatorios.

Gracias por contactar con Empty Leg. En breve nos pondremos en contacto con usted con información adicional.

Solicita información y presupuesto sin compromiso,
nuestro equipo de expertos está disponible 24horas, 365 días al año.

Cerrar

21-05-2018

IATA crece imparable con su nueva sede en Madrid “La aviación es el negocio de la libertad"

¿Recuerda el emblema azul impreso en los billetes de avión que ponía “IATA”? Es la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (International Air Transport Association).

Citando al proveedor español de servicios de navegación aérea ENAIRE, la aviación es un fenómeno que sobrepasa las fronteras de los Estados y necesita acuerdos y criterios comunes para el desarrollo y operación de los servicios aéreos internacionales, para lo que se crearon por un lado órganos de regulación y por otro instituciones y asociaciones como IATA.

La IATA representa fundamentalmente a las compañías de líneas aéreas. Fue fundada en La Habana (Cuba) en 1945, con 57 miembros de 31 países y bajo el hermoso lema de buscar “el beneficio de los pueblos del mundo”. Esta asociación promueve la cooperación para la seguridad, fiabilidad, confianza, economía y rentabilidad del transporte aéreo sirviendo a la industria de la aviación en general. Siguiendo ese espíritu fundacional, su CEO hasta 2016, Tony Tyler, definía a la aviación como una “fuerza para el bien”.

Alexandre de Juniac: “La aviación es el negocio de la libertad: conecta a la gente, enriquece mentes, crea sinergia entre economías, entrega bienes y descubre el mundo a los viajeros”.

 

No son solo bellas palabras. IATA acomete y asiste en diversas tareas: auditar la seguridad (safety); prevenir la trata de personas en el transporte aéreo; analizar la conveniencia del uso de nuevas tecnologías, como Blockchain; asesorar en el desarrollo de nuevas infraestructuras aeroportuarias y en la elección del modelo económico para la modernización del control del tráfico aéreo; o proteger la industria de las derivas financieras de su capital hacia otros gastos estatales.

La historia de IATA ha sido parte integral de la evolución del transporte aéreo. Desde los años 40, cuando la aviónica y las telecomunicaciones cambiaron la navegación y se crearon estándares de separación entre aviones y aerovías (las “carreteras del aire”), IATA desarrolló políticas de protección medioambiental sobre ruido y emisiones y colaboró en la definición de los requisitos para las terminales de los aeropuertos, la formación médica de las tripulaciones de vuelo, las infraestructuras para pasajeros con discapacidad, la “facilitación” como concepto de seguridad que procurara el flujo fluido de pasajeros manteniendo la seguridad y la prevención del fraude en los billetes. Todo ello ha sido asistido o impulsado por las preocupaciones y objeciones legales de los miembros de IATA y ha acabado beneficiando a todo el sector.

El reciente entorno de pérdidas revitalizó el papel de esta asociación. Se centró en su función de auditora excelente y consiguió simplificar y digitalizar billetes. Desarrolló una completa política para el transporte de mercancías peligrosas, que antes estaban prohibidas, procurándoselo al sector aéreo, así como de animales; y redobló esfuerzos para defender las ganancias de las líneas aéreas que quedaban bloqueadas por el banco central del país en el que se encuentran. El resultado fue la reducción de costes hasta volver a equilibrar la balanza y, en palabras de Rafael Schvartzman, vicepresidente regional para Europa de IATA, un crecimiento actual “imparable”.

Madrid fue la ciudad elegida para albergar el nuevo centro global de operaciones de IATA y gestionarlas desde la Torre Europa, el edificio más inteligente de España. Las 280 aerolíneas de 120 países que representa en la actualidad representan el 83% del tráfico global, lo que supone 315 millones de billetes de avión y se traduce en 125.000 millones de euros. La capital de España ya venía dirigiendo la región europea pero ahora también gestiona las regiones de América del Norte, Latinoamérica, África, Oriente Medio y parte de Asia con expertos en aeropuertos, transporte, seguridad aérea, operaciones de vuelo y finanzas, controlando 50.000 agencias de viaje y operadores del transporte aéreo. IATA afirma que agradece la cooperación del Gobierno de España, que la ciudad atrae talento internacional y hace que Madrid se convierta en un centro de operaciones importante para la aviación.

 

Video IATAtv, Youtube. Business of Freedom

Solicita información sin compromiso